Laboratoires Expanscience
A A A
Imprimer

Las curas termales

  • share on facebook
  • share on twitter
  • send this page to a friend

Este procedimiento ancestral utiliza con fines terapéuticos las propiedades físicas y químicas del agua. El termalismo utiliza el agua dulce y los lodos, al contrario que la talasoterapia que, por su parte, saca partido a las virtudes del agua marina y las algas.

¿Cuál es su interés en la osteoartritis?

Cura termal reumatología

Algunos estudios sobre la osteoartritis de rodilla, cadera y dedos destacan los efectos benéficos que la cura tiene sobre el dolor, la movilidad y el bienestar del paciente. También permitiría una disminución de los medicamentos analgésicos y anti-inflamatorios.

La osteoartritis es, actualmente, la primera indicación de curas termales en reumatología.
Concierne a todas las partes del cuerpo:

  • la cadera: la cura es, a menudo, útil en caso de imposibilidad quirúrgica
  • los dedos, incluido el pulgar
  • la rodilla
  • la columna vertebral

También se recomiendan cuanto, tras una operación, hay dolores persistentes o residuales, especialmente tras una operación de la columna vertebral.

Contraindicaciones:
Se desaconseja hacer una cura termal si se encuentra en uno de los siguientes casos:

  • está atravesando una crisis de reumatismo inflamatorio (poliartritis reumatoide, reumatismo psoriásico,…)
  • padece un cáncer con metástasis óseas
  • sigue un tratamiento inmunosupresor
  • tiene una inmunosupresión adquirida o congénita

¿Qué tipos de tratamientos se realizan?

treatments thermal cure osteoarthritis

Los tratamientos generales corresponde a:

  • aplicaciones de lodos;
  • baños calientes a base de vapor;
  • chorros – duchas sub-marinas;
  • sesiones individuales o colectivas de kinesiterapia;
  • masajes;
  • movilizaciones en piscina;
  • a veces, baños de lodo que pueden favorecer el movimiento.

Los tratamientos locales agrupación:

  • aplicaciones locales de lodo;
  • baños templados;
  • masajes;
  • las pedi-duchas o duchas de pies;
  • las mano-duchas o duchas de manos;
  • sesiones de kinesiterapia practicadas en el agua;
  • utilizaciones de vapor que actúan en el dolor o los edemas.