Laboratoires Expanscience
A A A
Imprimer

Los jóvenes y la Osteoartritis

  • share on facebook
  • share on twitter
  • send this page to a friend

La imagen de la osteoartritis se asocia fácilmente con la de la edad avanzada. A menudo se considera como una de las consecuencias casi naturales del envejecimiento. Sin embargo, no es exactamente así, ya que si bien es cierto que la edad constituye un factor de riesgo de la osteoartritis, no es suficiente, en sí mismo, para provocar la enfermedad.

La frecuencia de la osteoartritis en los jóvenes es menor que en las personas mayores, pero en ciertas circunstancias, la osteoartritis puede afectar a los jóvenes.

Tengo las piernas arqueadas. ¿Corro el riesgo de presentar osteoartritis en las rodillas?

genu varum                     genu valgum

osteoarthritis-genu_valgumosteoarthritis-genu_valgum

Una deformación del eje de la pierna puede constituir un factor favorable de osteoartritis. Se puede tener un "genu varum" con las dos rodillas que se separan la una de la otra: Esta es la morfología más frecuente. El desplazamiento del centro de gravedad de la rodilla hacia el interior aumenta las presiones internas a nivel de los cartílagos de la articulación entre el fémur y la tibia y, por lo tanto, puede favorecer la aparición de una osteoartritis a este nivel.

Por el contrario, el "genu valgum" es el origen de las rodillas que se acercan entre sí mientras los tobillos se separan. Por último, el hecho de que el "genu varum" sea un factor favorable no significa la aparición obligatoria de la osteoartritis de rodilla.
La asociación se signos clínicos como dolores, rigidez y deformación, y radiológicos permitirá a su médico realizar el diagnóstico de Osteoartritis y, sobre todo, programar un tratamiento preventivo. El gesto quirúrgico no es necesario si no siente ningún dolor.

Soy una mujer joven de 24 años y estoy un poco "gordita".
¿Corro el riesgo de sufrir osteoartritis?

osteoartritisen los sujetos jóvenes

Existe una buena relación entre el sobrepeso y la osteoartritis de la rodilla o la cadera. El sobrepeso desempeña una función mecánica, pero no se limita a ella, ya que según ciertos estudios, el peso también tiene una repercusión en la osteoartritis de la mano. Otros estudios también demuestran que los sujetos que tienen osteoartritis de rodilla confirmada a los 40 años constatarán una evolución más lenta de su osteoartritis si consiguen adelgazar de forma duradera.

Por lo tanto es importante que realice, junto a su médico, una encuesta alimentaria y luego un régimen para evitar o retrasar la aparición de dolores y rigidez invalidantes. Evidentemente, la lucha contra el sobrepeso también le permitirá disminuir considerablemente este factor de riesgo importante en las enfermedades cardio-vasculares.

Mis padres me han dicho que de bebé tenía una luxación congénita de cadera.
¿Corro el riesgo de padecer una osteoartritis de cadera?

Pueden existir factores desencadenantes o agravantes.

Algunas enfermedades de la cadera, congénitas o de desarrollo, pueden conducir en un estadio más avanzado de la vida a la osteoartritis . Las 2 principales anomalías de desarrollo son:

  • la “coxa vara”, también denominada “coxa vara del adolescente”,
  • la luxación congénita de la cadera.

Empecemos con algunas nociones de anatomía: la coxa vara consiste en une disminución anormal del ángulo entre la cabeza del fémur y la diáfisis femoral. Esta deformación aparece en la mayoría de los casos en el estirón rápido de la adolescencia.

osteoartritis coxa-vara

En el adulto normal, el ángulo entre el cuello y la diáfisis femoral es de entre 120 y 135 grados. Si el ángulo se reduce a menos de 120 grados, se trata de una coxa vara.

En caso de coxa vara, hay dos posibilidades de tratamiento quirúrgico:

  • La osteotomía, que consiste en enderezar el eje del miembro inferior para reequilibrar el funcionamiento de la cadera. Es el verdadero tratamiento de la causa.
  • la prótesis total de cadera, que tiene el objetivo de sustituir el cartílago gastado, pero que sólo se emplea si el cartílago está destruido (en un estadio avanzado).

Hace tiempo, la luxación de la cadera era una afección mal diagnosticada. Por lo tanto, conducía a un gran número de osteoartritis de la cadera.

Ahora, la luxación de la cadera se busca sistemáticamente al nacer y durante las primeras consultas de los recién nacidos. Una vez que se ha realizado el diagnóstico, normalmente basta con poner unos pañales al bebé de forma que éste permanezca en posición de abducción (con las piernas separadas) para reducir definitivamente la luxación.

Soy un deportista joven y se me ha roto el ligamento cruzado de la rodilla.
Me han dicho que corro el riesgo de padecer osteoartritis de rodilla. ¿Es así?

La osteoartritis de la rodilla es una lesión degenerativa que se "instala progresivamente" con el paso de los años. El traumatismo violento que ha sufrido la región articular de su rodilla ha conlleva un movimiento forzado y anormal de la articulación. Como su esqueleto ha resistido a dicho movimiento, bajo el efecto de una separación temporal de las superficies de los dos huesos, se ha producido una elongación o un desgarre de los ligamentos.

En consecuencia, se pueden observar 2 grados de lesiones ligamentarias:

  • Un esguince benigno debido a la simple elongación ligamentaria, con desgarres menores, y que no conlleva movimientos anormales de la articulación.
  • Un esguince grave debido a un desgarre ligamentario que puede ir hasta la rotura total de uno o varios ligamentos. Esto conllevará movimientos articulares anormales con inestabilidad del miembro que se intentará detectar durante el examen clínico.

Si es necesario, especialmente en caso de inestabilidad en la articulación de su rodilla, el médico le propondrá una intervención quirúrgica de tipo de estabilización precoz. Antes, algunas intervenciones quirúrgicas podían provocar osteoartritis. Actualmente, ya no se utilizan estas técnicas y la cirugía de la rodilla expone menos a las complicaciones artrósicas.

osteoartritis Esquema de ligamentos de la articulación de la rodilla

Esquema de ligamentos de la articulación de la rodilla

El ligamento cruzado anterior (LCA) y el ligamento cruzado posterior (LCP) están en el interior de la articulación.

El ligamento lateral interno o LLI y el ligamento lateral externo o LLE están en el exterior de la articulación.

Al hacerme una radiografía, han visto que tengo signos radiológicos de osteoartritis.
Por ahora, no tengo ningún síntoma molesto, pero me gustaría saber si corro
el riesgo de padecerlos más tarde.

Los 3 signos radiológicos clásicos evocadores de la osteoartritis rosis son:

  • El pinzamiento de la interlínea articular entre los huesos,
  • Signos de condensación ósea (osteo-condensación),
  • Picos óseos que deforman los bordes denominados osteofitos.

osteoartritis Signos radiográficos de la osteoartritis

Signos radiográficos de la osteoartritis

La existencia de estos signos es el testimonio de una erosión del cartílago de las articulaciones concernidas. Sin embargo, no existe ningún paralelismo entre los signos radiológicos y los signos clínicos que son el dolor y la rigidez articular. El descubrimiento de signos de osteoartritis es frecuente en las radiografías. En la mayoría de los casos, el paciente nunca llegará a sufrir de dicha "osteoartritis".
En ocasiones, los signos clínicos son muy "evocadores", mientras que la afección radiológica es silenciosa y, a veces, como en su caso, ocurre lo contrario.

En general, se utilizan los signos clínicos para orientar el tratamiento. Pero, junto a su médico, y según los casos, puede ser útil recurrir a un tratamiento terapéutico que puede consistir en:

  • Luchar contra los factores de riesgo (sobrepeso, descanso o mejora de la ergonomía de las articulaciones concernidas).
  • En caso de aparición de dolores vinculados a los signos
    radiológicos, se podrá programar un tratamiento
    (analgésicos, anti-inflamatorios, anti-artrósicos).