Laboratoires Expanscience
A A A
Imprimer

Osteoartritis y trabajo

  • share on facebook
  • share on twitter
  • send this page to a friend

¿Qué importancia tienen los factores mecánicos de la osteoartritis?

La osteoartritis es la consecuencia de una fragilización del cartílago, un tejido particularmente resistente capaz de soportar, a lo largo de toda la vida, tensiones repetidas.

Así pues, cada vez que se produce un apoyo, el cartílago de una articulación portante resiste a una carga igual a entre 4 y 6 veces el peso del cuerpo. Esta resistencia sorprendente puede resultar insuficiente cuando existe una solicitación mecánica repetida y/o una fragilidad del cartílago (anomalía metabólica o anatómica).

En la osteoartritis, la función nociva de los fenómenos mecánicos queda demostrada por la localización de las lesiones cartilaginosas en las zonas de presión y la existencia de osteoartritis profesionales específicas a ciertas actividades.

¿Puede el trabajo favorecer la osteoartritis?

osteoarthritis-work

Anteriormente, el proceso de osteoartritis se vinculaba con un proceso de envejecimiento, debido a una degeneración progresiva. Sin embargo, numerosos autores estiman que el verdadero proceso está más relacionado con un cúmulo de micro-traumatismos, cuyo número aumenta, evidentemente con la edad.

Así pues, la osteoartritis que aparece en las personas mayores se debería a una acumulación de micro-traumatismos. Y este sería el motivo por el que ciertas personas, más expuestas que otras a algún tipo de micro-traumatismo específico, desarrollan con más precocidad una osteoartritis.

Los micro-traumatismos que más se dan en el mundo laboral son:

  • Las vibraciones mecánicas y los golpes transmitidos por algunas máquinas, herramientas y objetos.
  • Las afecciones provocadas por algunos gestos y posturas de trabajo.
  • Sin embargo, no se ha podido establecer de forma científica la forma en que estos dos factores causan traumatismos a nivel de la articulación.

A nivel epidemiológico, sabemos, no obstante, que los individuos que utilizan martillos neumáticos desarrollan una osteoartritis del codo en una proporción mucho más elevada que la población general.

Así pues, la prueba que podemos presentar actualmente es la de un riesgo mayor de aparición de osteoartritis en relación con el ejercicio de ciertas profesiones; he aquí algunos ejemplos:

  • Aparición más elevada de osteoartritis de los codos, los puños y los hombros en los obreros que trabajan con un martillo neumático.
  • Incidencia de osteoartritis del codo más elevada en los paleadores, los herreros, los talladores de piedra y los metalurgistas, los mineros, además de los usuarios del martillo neumático o herramientas de aire comprimido.
  • Mayor frecuencia de osteoartritis de rodilla, cadera y dedos en los cargadores de cargas pesadas, por ejemplo los obreros de la construcción.
  • Afección más importante de osteoartritis de rodilla en los mineros.
  • Aumento de un factor de entre 1,5 y 4 de la osteoartritis de caderas, rodillas y hombros en los mineros que en la población general.

  • Aparición más importante de osteoartritis de los dedos en los costureros, pianistas u obreros que trabajan con un martillo picador, o herramientas de aire comprimido.
  • Frecuencia elevada de la osteoartritis digital en los obreros del algodón y los talladores de diamantes.
    Desarrollo de osteoartritis cervical en los jugadores de rugby.

¿Cuáles son las articulaciones más afectadas?

1- La columna vertebral

Sobre todo es a este nivel donde se presentan con mayor frecuencia los problemas de relación entre la discOsteoartritis y el trabajo. Sin embargo, la o las causas desencadenantes de la degeneración discal aún no están totalmente elucidadas.

Algunos científicos evocan el hecho de que un traumatismo a nivel del disco inter-vertebral podría conllevar un desprendimiento de la placa epifisaria (se trata de la zona de unión entre el disco y la vértebra que desempeña una función de nutrición del disco). Ahora ya está reconocido globalmente que los micro-traumatismos repetitivos pueden conllevar una degeneración discal y una osteoartritis apofisaria.

Estos micro-traumatismos repetitivos pueden estar provocados por vibraciones de baja frecuencia o golpes directos y sus consecuencias.

Así pues, consideramos que las personas que tienen un riesgo son:

  • Las que tienen una actividad que les exige un trabajo muscular elevado (obreros encargados del movimiento de tierras, estibador, cargador).
  • Las que ejercen trabajos que requieren el transporte intermitente y breve de cargas.
  • Las que ejercen profesiones que requieren ponerse en posturas desequilibradas, como una flexión prolongada del tronco, sacudidas del raquis.

Varias encuestas han demostrado que comparando radiografías efectuadas a trabajadores de fuerza (estibadores) y un grupo de testigo, de edades perfectamente comparables, en el grupo de los trabajadores de fuerza se da un envejecimiento "radiológico" acelerado del raquis.

2- El codo

La medicina del trabajo establece un vínculo entre algunos trabajos y la osteoartritis del codo a condición que éste presente signos radiológicos de osteofisis (construcción ósea a nivel de la articulación concernida). Los trabajos concernidos son aquellos que exponen a vibraciones como las que se encuentran en:

a) Las máquinas-herramientas sostenidas con la mano, especialmente:

  • Las máquinas percutientes, como los martillos picadores (vibración inferior a 40 Hz), los buriladores (el buril permite eliminar las rebabas de las piezas metálicas), las bujardas (martillos utilizados por los albañiles) y los batanes (vibraciones comprendidas entre 50 y 300 Hz)
  • Las máquinas roto-percutientes, como los martillos perforadores, las taladradoras y los destornilladores eléctricos.
  • Las máquinas rotativas, como las pulidoras, las afiladoras, las sierras de cadena, las motosierras (con frecuencias superiores a 300 Hz).

b) Las herramientas sujetadas con la mano asociadas a las máquinas anteriormente citadas, especialmente en los trabajos de cincelado.

c) Los objetos sujetados con la mano en curso de conformación, especialmente en los trabajos de afilado y pulido y los trabajos con máquinas para disminuir la sección o diámetro de un tubo por martilleo).

d) Los trabajos que exponen habitualmente a los golpes por utilización manual de las herramientas percutientes:

  • Trabajos de martilleo, como los trabajos de forja, chapistería, calderería y trabajo del cuero;
  • Trabajos de movimiento de tierras y demolición.
  • Utilización de pistolas de sellado.
  • Utilización de clavadoras y remachadoras.

3- La rodilla

La gonartrosis puede estar provocada por una flexión repetitiva de la rodilla y una sobrecarga de la articulación.

La actividad profesional que predispone a padecer gonartrosis debe incluir una fase de trabajo en cuclillas o de rodillas con fases de levantamiento, utilización de escaleras de mano, o el descenso y la ascensión repetida de escaleras. Estos movimientos deben ser al menos ejecutados 2 horas al día, durante 5 años como mínimo. Si dichas actividades están acompañadas del transporte de una carga, la duración desciende a 2 años.

La existencia de la enfermedad debe demostrarse antes de los 55 años en la mujer y los 60 años en el hombre.

Las solicitudes de reparación se tienen en cuenta por el sistema abierto, lo que significa que la exposición profesional debe ser la causa directa y determinante de la enfermedad.

¿Cuáles son las profesiones legalmente reconocidas como causa potencial de osteoartritis?

A nivel profesional, la función de la postura y los gestos sería más importante que la carga de trabajo en sí. Se han demostrado muy escasas asociaciones (coxOsteoartritis de los agricultores).
Sin embargo, la única localización artrósica verdaderamente reconocida como enfermedad profesional es la osteoartritis del codo provocada por las vibraciones y los golpes transmitidos por algunas máquinas herramientas, herramientas y objetos.

Así pues, la osteoartritis del codo forma parte de las enfermedades vinculadas a las vibraciones transmitidas a los miembros superiores reconocidas como enfermedades profesionales indemnizables (MPI) (siguiente cuadro 69 del régimen general de la seguridad social en Francia)

Cuadro 69 del régimen de la seguridad social
Designación de la enfermedad y plazo de inicio del tratamiento
Lista limitativa de los trabajos que pueden provocar dichas enfermedades.

A- Afecciones osteo-articulares confirmadas por exámenes radiológicos:
Hombro doloroso (tendinopatía del manguito rotador). 7 días Trabajo que habitualmente requiere movimientos repetidos o forzados del hombro.
Hombro rígido que sucede a un hombro doloroso simple rebelde 90 días Trabajos que requieren habitualmente movimientos repetidos o forzados del hombro

B- Codo
Epicondilitis 7 días Trabajos que habitualmente requieren movimientos repetidos de prensión o extensión de la mano sobre el antebrazo o movimientos de supinación y prono-supinación.
Epitrocleitis 7 días
Higroma: Higroma agudo de las bolsas sinoviales o afección inflamatoria de los tejidos sub-cutáneos de las zonas de apoyo del codo 7 días Trabajos que habitualmente requieren un apoyo prolongado en la cara posterior del codo.
Higroma crónico de las bolsas sinoviales 90 días Trabajos que habitualmente requieren un apoyo prolongado en la cara posterior del codo.
Síndrome de la gotera epitrócleo-olecraniana (compresión del nervio cubital). 90 días Trabajos que habitualmente requieren un apoyo prolongado en la cara posterior del codo.

 C- Muñeca - Mano y dedo
Tendinitis tenosinovitis 7 días Trabajos que habitualmente requieran movimientos repetidos o prolongados de los tendones flexores o extensores de la mano y los dedos.
Síndrome del canal carpiano Síndrome del canal de Guyon 30 días Trabajos que habitualmente requieran movimientos repetidos o prolongados de extensión de la muñeca o de prensión de la mano, bien un apoyo carpiano o una presión prolongada o repetida en el talón de la mano.

 D- Rodilla
Síndrome de compresión del nervio ciático poplíteo externo. 7 días Trabajos que habitualmente requieran una posición prolongada de cuclillas.
Higroma agudo de las bolsas sinoviales o afección inflamatoria de los tejidos sub-cutáneos de las zonas de apoyo de la rodilla 7 días Trabajos que habitualmente requieran un apoyo prolongado de la rodilla.
Higroma crónico de las bolsas sinoviales. 90 días Trabajos que habitualmente requieran un apoyo prolongado de la rodilla.
Tendinitis sub-cuadricipital o rotuliana 7 días Trabajos que habitualmente requieran movimientos repetidos de extensión o flexión prolongados de la rodilla.
Tendinitis de la pata de ganso. 7 días Trabajos que habitualmente requieran movimientos repetidos de extensión o flexión prolongados de la rodilla.

 E- Tobillo y pie
Tendinitis aquileana 7 días Trabajos que habitualmente requieran de forma habitual esfuerzos practicados estando de puntillas de forma prolongada.

¿Se puede prevenir la osteoartritis vinculada a ciertos trabajos?

La prevención es difícil. Los elementos de consejo que puede dar un médico son los siguientes:
Hay que adquirir y desarrollar una buena musculatura dorso-lumbar y abdominal.
Es esencial conocer bien las posturas y los gestos de buena práctica en el trabajo. Éste es el caso del enderezamiento de la lordosis, los esfuerzos en buena posición con mantenimiento de la vigilancia para el bloqueo lumbar (véase más abajo: aprender a aliviar la espalda).
Es importante combatir una sobrecarga ponderal y la obesidad abdominal.
Es importante corregir una hiperlordosis lumbar.
Por último, conviene corregir la función de algunas anomalías del raquis, como las espondilolisteseis y las escoliosis sobretodo, pero también las anomalías tradicionales asimétricas, que ya están admitidas.

Los consejos ergonómicos son esenciales y se pueden ver con el médico del trabajo. En los siguientes sitios, podrá encontrar todos los consejos y los textos legales relativos a los sectores de actividad que desee.

http://www.inrs.fr/accueil/situations-travail.html
http://www.cchst.ca/reponsessst/ergonomics/ergonomics.htm

En la práctica: ¿qué procedimiento tiene que seguir su médico para
declarar su osteoartritis como una enfermedad profesional?

A/ Debe enviar una solicitud al Instituto de seguridad social, acompañada de un certificado médico detallado indicando el carácter de la enfermedad, especialmente las manifestaciones mencionadas en los cuadros y constatadas, así como las consecuencias probables
B/ Debe enviar una solicitud a su empresa, que se encargará de transmitirla al organismo de seguridad social competente tras el examen realizado por el médico del trabajo.
C/Debe dirigirse directamente al Comité regional de reconocimiento de las enfermedades profesionales, que se pronuncia sistemáticamente sobre el carácter profesional de la enfermedad.

¿Cómo mejorar la vida cotidiana de un paciente artrósico?

Aprender a aliviar la espalda
Los dolores lumbares pueden limitarse respetando unas cuantas buenas costumbres preventivas que deberían enseñarse desde la infancia.
La prevención comienza con una buena higiene de vida, evitando el sobrepeso, las actividades potencialmente traumáticas (transporte de cargas pesadas, largos trayectos en coche, práctica de deportes agresivos) y la posición de pie o sentada prolongada.
El bloqueo lumbar es la base de la prevención de las lumbalgias, y debe practicarse cada vez que se trabaje con la espalda, tanto en la fábrica como en la oficina.

Se trata de mantener el raquis lumbar en una posición intermedia estable que permita el movimiento con unas tensiones mínimas para la columna y los músculos: pelvis hacia delante, nalgas contraídas y vientre hacia dentro.
En caso de llevar una carga pesada, la tiene que tomar en el suelo, manteniendo el pecho recto y doblando las rodillas. El elemento que transporte tiene que permanecer lo más cerca posible del cuerpo sin arquear la espalda, y sin ninguna torsión del raquis lumbar.
Intente limitar al máximo el transporte manual de cargas y manténgase por debajo de los límites reglamentarios, que son topes "máximos". Por ejemplo, utilice los sacos de cemento de 25 kg, en lugar de los de 50 kg. Durante el esfuerzo, acérquese lo más posible del peso que tiene que levantar.
Póngase en cuclillas siempre que sea posible y trabaje con los muslos en lugar de con la espalda. Evite las operaciones y las posturas que puedan provocar dolores. Existen formaciones de carácter práctico sobre los gestos y las posturas que hay que adoptar para que la realización de las manipulaciones resulte totalmente segura.

Lo que se debe y no se debe hacer

En el trabajo: Si la posición de trabajo es de pie, disminuirá las tensiones lumbares discales si pone los pies "en apertura ligera" (un pie detrás del otro) y controla que la superficie de trabajo tenga la altura adecuada (que permita apoyar las manos abiertas, con los codos flexionados a 90°). Tiene que permanecer cerca de la superficie para evitar arquear la espalda. Si trabaja sentado, es conveniente sentarse al fondo del asiento con la espalda bien apoyada, y evitar quedarse en posición sentada inmóvil más de 45 min sin cambiar de posición o estirarse. Los mismos consejos se aplican a las tareas domésticas.

En el coche: El asiento del conductor no debe estar demasiado alejado del volante. La zona lumbar de la espalda tiene que estar bien apoyada (puede, eventualmente, poner un cojín en el hueco de las lumbares). Para subir y bajar del coche, ha de hacerlo despacio, evitando los movimientos de flexión-torsión. En caso de trayecto largo, pararse cada 100 km y andar unos minutos.

Los gestos adecuados:

En estos sitios encontrará las posturas y los gestos de seguridad que hay que aplicar para aliviar la espalda.

http://perso.wanadoo.fr/bernard.lefort/securite/illustrationsecurite.htm